El pasado viernes dio comienzo la nueva conexión ferroviaria entre Madrid y el puerto de Cádiz, con un convoy de 33 vagones que ha descargado en la terminal logística ferroviaria de Jerez de la Frontera, gestionada por Concasa, para después ser trasladados por carretera hasta la terminal de contenedores del puerto de Cádiz, desde donde han partido rumbo a Canarias en un buque de Trasmediterránea.

El servicio ferroviario, operado por Renfe Mercancías, corre a cargo de Tratansa, operador logístico perteneciente al Grupo Travelport, y cumple con los objetivos estratégicos del enclave gaditano para mejorar su conectividad e intermodalidad, favoreciendo la competitividad de las cadenas logísticas que operan a través del puerto.

De igual modo, este nuevo servicio intermodal se convierte en alternativa logística para las empresas que desarrollan su actividad en la provincia de Cádiz, a la espera de la finalización tanto de las obras de enlace ferroviario tanto al puerto de Cádiz, a través de la línea que une Sevilla con Cádiz, como de la construcción y puesta en servicio del ramal ferroviario a la dársena de la Cabezuela-Puerto Real.

La terminal de contenedores del puerto de Cádiz, explotada también por Concasa, cuenta con una superficie de playa de vías para uso logístico de 12.500 m2, así como dos vías sin electrificar para operaciones de carga y descarga de UTIs.