La CE acaba de dar a conocer todos los proyectos aprobados por el programa Marco Polo II, entre los que se encuentra la línea ahora aprobada que prevé unos beneficios ambientales y unos ahorros de costes durante estos años valorados en 58,5 millones de euros.

La Comisión Europea subvencionará con 5.570.957 euros el proyecto de Brittany Ferries para una autopista del mar que una los puertos de Bilbao y Santander con el británico de Portsmouth.

Esta línea, que podrá disfrutar de esta subvención durante 48 meses, será la segunda de sus características que opere en el Norte de España. En septiembre del pasado año ya inició su andadura la autopista del mar entre Gijón y Nantes-Saint Nazaire, que en estos seis meses de funcionamiento ha colgado el cartel de completo.

No han tenido, sin embargo, la misma suerte otras dos autopistas del mar que tenían a Gijón como protagonista, como fueron los proyectados por los puertos de Cork en Irlanda y de Rotterdam en Holanda y Gdansk en Polonia.

Brittany Ferries pretende aprovechar un nuevo barco ro-pax que adquirió a principios de 2010, de forma que que el barco toque dos veces por semana el puerto de Bilbao y una el de Santander, lo que implica hacer tres viajes en cada sentido a la semana.

Esta nueva autopista del mar ofrece por tanto la posibilidad de que los camioneros lleguen directamente a Portsmouth partiendo de Santander o Bilbao, dependiendo de los días. La previsión en cuanto a la duración del viaje entre el Norte de España y el Sur del Reino Unido es que se reduzca en 15 horas con respecto a si se hace por carretera por las autopistas francesas.