El Ministerio para la Transición Ecológica ha puesto en marcha el pasado 20 de enero una nueva convocatoria para la renovación de las flotas de vehículos ligeros hacia versiones eléctricas denominada Moves Flotas y que gestiona el Idae, con el que evidencia o bien su absoluto desconocimiento del sector de la distribución o su interés por favorecer en exclusiva a las grandes flotas.

Como recoge Fenadismer, pese a que las ayudas aprobadas prevén la posibilidad de que puedan acogerse todo tipo de empresas, incluidas las microempresas, «los requisitos exigidos hacen que en la práctica sólo grandes empresas y multinacionales podrán acogerse a las mismas, teniendo en cuenta que sólo se admitirán aquellas solicitudes que supongan para la empresa solicitante renovar una flota mínima de 25 vehículos ligeros«.

La organización empresarial asegura que esta convocatoria denota «un desconocimiento absoluto de la realidad del sector del transporte ligero en España, conformado mayoritariamente por autónomos y microempresas».

Según sus datos, más del 73% de las 34.000 empresas que operan en España en este segmento del transporte está conformado por transportistas autónomos, y casi el 90% son titulares de un máximo de cinco vehículos de transporte, por lo que en la práctica sólo un 0,5 % de las empresas de transporte podrán beneficiarse de estas ayudas.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px