Entre las medidas incluídas en el Paquete de Movilidad aprobado por la Unión Europea el pasado mes de julio se encuentra el nuevo Reglamento sobre información electrónica en el transporte de mercancías.

Esta norma empezará a tener efectos concretos en agosto de 2024 y supondrá un paso más hacia una estandarización en el uso de documentación electrónica, con el fin de que se utilice un único modelo de información en toda la cadena de transporte.

Para ello, la Comisión Europea tendrá que desarrollar a partir de 2022 las especificaciones técnicas para las plataformas electrónicas de intercambio de información, lo que permitirá que las empresas de transporte puedan enviar información electrónica utilizando un formato armonizado en toda la UE.

El Reglamento establece un marco jurídico para que los operadores de transporte por carretera, ferroviario, marítimo y aéreo compartan, en formato electrónico, la información relativa al transporte de mercancías en la UE que debe ponerse a disposición por las autoridades competentes.

Al mismo tiempo, también se prevé que la nueva regulación aumente la eficiencia de todos los tipos de transporte y que reduzca las cargas administrativas para las empresas, lo que permitirá ahorrar hasta 27.000 millones de euros en los próximos 20 años, según los datos de la Comisión Europea.