A finales del pasado 2018, el mercado europeo de semirremolques ha presentado un crecimiento de un 3,6%, dato que se coloca como el tercero mayor de lo que llevamos de siglo y solo por debajo de los fuertes crecimientos registrados en 2007 y 2008, justo antes de la crisis.

El mercado continental de semis acumula de este modo seis años consecutivos de incrementos constantes, pero contenidos, debido al aumento que se viene registrando en Europa Occdiental en la demanda de transporte nacional e internacional, aunque, sin embargo, al sector aún le queda un trecho para recuperar los niveles previos a la última recesión.

Así las cosas, la consultora británica Clear, pronostica una ralentización cíclica del crecimiento del mercado europeo de semirremolques para este 2019, mientras que, al tiempo, se abre la posibilidad de nuevos crecimientos para el binominio 2020-2021, año en el que las ventas de semirremolques en el Viejo Continente superarán las 100.000 unidades.

Incluso a más largo plazo, también se observa espacio para mayores incrementos en años posteriores, pudiendo alcanzar una nueva plusmarca de ventas para 2023 y con Rusia actuando como máquina de arrastre para el resto del mercado europeo.