Una abrumadora mayoría del Pleno del Parlamento Europeo está preocupada por las condiciones en que se realiza el transporte de animales vivos en la Unión Europea.

De igual manera, los eurodiputados también dudan de las medidas de aplicación de las normas de bienestar animal durante el transporte de ganado que hacen los Estados miembro de la UE.

Ante esta situación de incumplimientos generalizados y sistemáticos que consideran probada, la Eurocámara ha decidido la semana pasada crear una comisión de investigación.

Así mismo, esta comisión tiene su importancia en momentos como los actuales de crisis sanitaria y en los que se han dado a conocer diversos brotes de la covid-19 en instalaciones para el sacrificio de animales en varios países de la Unión.

En concreto, los europarlamentarios investigarán supuestas faltas de implementación y cumplimiento de las disposiciones de la UE sobre asignación de espacio suficiente en los semirremolques, bebida, alimentación y bienestar del ganado, así como la temperatura y los sistemas de ventilación durante el transporte.

Esta comisión, que estará integrada por 30 diputados a elegir por cada uno de los grupos políticos que conforman el Parlamento Europeo, contará con un año para elaborar un informe, a contar desde el momento en que se constituya.

En su labor podrán recabar información de los Estados miembro de la UE sobre las medidas que adoptan para garantizar el cumplimiento de las normas europeas sobre bienestar animal durante el transporte y requerirles que adopten las reglamentaciones de la Unión sobre esta especialidad del transporte.