El Consejo de Administración del puerto de Barcelona ha aprobado el Plan de Actuación Estratégico para aumentar la capacidad ferroviaria actual de las instalaciones, de cara a la puesta en marcha de los nuevos accesos ferroviarios.

Se trata de un plan por etapas que favorecerá el incremento de los tráficos ferroviarios en las infraestructuras actuales, facilitando al puerto el fomento de la intermodalidad y el impulso de su papel como nodo logístico del nordeste peninsular y del sur de Europa.

El plan propone, en su primera etapa, el diseño de una nueva Consigna General de Circulación, que definirá cómo circular en la zona de servicio, para optimizar la circulación de los trenes dentro del recinto portuario, garantizando la seguridad.

Igualmente, esto permitirá la circulación simultánea de trenes de diferente ancho, asegurando un mínimo de tres circulaciones por hora en un mismo sentido en cualquiera de los accesos principales.

En una segunda etapa, se creará un Control de Tráfico Centralizado, que comportará un cambio del modelo de gestión actual de los trenes y una ampliación de los horarios de prestación de servicios.

Además, implicará cambios tecnológicos en el control remoto de la circulación y la construcción de nuevas infraestructuras ferroviarias, como el desdoblamiento de vías en el Muelle Príncipe de España y en la Dársena Sur.

La tercera parte de este plan, que se desarrollará a medio plazo, supondrá la implantación de un Centro de Mando Ferroviario para gestionar de manera conjunta los nuevos accesos, una vez estén operativos, y las actuales vías de la zona de servicio del puerto.