La Autoridad Portuaria de Barcelona ha encargado a la empresa pública Isdefe, Ingenería de Sistemas para la Defensa de España, el contrato para prestar soporte técnico en la elaboración del plan de electrificación de sus muelles.

Los responsables del enclave catalan han detectado que el uso de los motores auxiliares para producir electricidad en puerto durante las operaciones de carga, descarga y estacionamiento produce una cantidad de emisiones que, aunque menor que durante la fase de tráfico marítimo, afecta directamente a la calidad del aire de los núcleos de población cercanos al puerto, así como del propio recinto.

En este sentido, la Autoridad Portuaria estima que uno de los medios para reducir estas emisiones es suministrar energía eléctrica de origen renovable a buque desde tierra, procedente de la red de transporte o distribución, o bien mediante generación propia en dominio público portuario, para evitar la utilización de los motores auxiliares.

De esta manera, la reducción de emisiones vendrá de la mano de la utilización de fuentes de energía alternativas para la producción de la energía eléctrica necesaria.

Así pues, como primer paso de este proceso se está realizando un plan de diseño conceptual y se implementarán dos proyectos pilotos, uno en la terminal BEST de contenedores y otro en la terminal de ferries de Trasmediterránea.

Dado que la Autoridad Portuaria de Barcelona no cuenta con recursos propios suficientes para desarrollar estas tareas, se ha encargado esta tarea a Isdefe, que tiene experiencia en la realización de estudios de viabilidad y proyectos de suministro eléctrico a buques dentro del sector portuario.

Además, ya ha realizado estudios específicos de suministro eléctrico a buques dentro del puerto de Barcelona.