Naviera Armas en el puerto de Motril

FRS sustituirá a Naviera Armas en la línea Motril-Melilla en julio.

Para poder hacerse con Trasmediterránea, Armas deberá dejar de operar la ruta Motril-Melilla y la ruta circular Huelva-Canarias, como condiciones aceptadas la semana pasada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia para poder llevar a cabo la operación de compra.

Esta decisión ha causado un gran revuelo en el puerto de Motril, que se considera el gran perjudicado en todo este encaje de bolillos creado para facilitar la adquisición de la naviera hasta ahora propiedad de Acciona.

Por la vía más rápida y cómoda

La autoridad portuaria motrileña cree que se ha tomado un atajo, la vía más rápida y cómoda, en toda esta operación, ya que de las tres líneas que unen la península con Melilla, la que enlaza Motril con la ciudad autónoma es la única que no tiene la consideración de interés público, algo que en los otros dos casos hubiese dificultado sobremanera cualquier modificación que se quisiera hacer con contratos en vigor con Trasmediterránea.

Por otro lado, como ha explicado el propio presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, Francisco Álvarez de la Chica, en rueda de prensa celebrada la semana pasada, la decisión, desde su punto de vista «arbitraria e injusta», ha sido tomada sin consultar a los afectados.

El presidente del puerto de Motril también incide en la influencia económica que pueda tener esta decisión sobre la actividad comercial del enclave granadino, máxime cuando en la línea entre Motril y Melilla se va a utilizar un barco más pequeño, el Volcán de Tauce, que el que se usa en estos mismos momentos. FRS, naviera a la que Armas cederá la operativa de este trayecto y que también enlaza Motril con Tánger Med, tiene previsto, por su parte, empezar a operarla en julio.