puerto-de-santander

Los graneles sólidos han crecido un 11,5% y la mercancía general, un 9,4%.

Durante los seis primeros meses de 2019, el puerto de Santander ha llegado a mover 3.139.161 toneladas de mercancía, un 9,6% más que en 2018. Se trata del mejor primer semestre de los últimos cinco años, lo que supone una clara recuperación del tráfico desde la caída experimentada en 2016.

Del total acumulado, 1.753.239 toneladas corresponden a los graneles sólidos, que han crecido un 11,5%, 164.973 a los graneles líquidos, que han descendido un 6,3%, y por último, 1.220.949 a la mercancía general, que representa casi el 40% y ha crecido un 9,4%.

A su vez, el tráfico ro-ro ha llegado a las 1.049.291 toneladas hasta junio, un 17,6% más, siendo el muelle del Margen Norte es el que más ha crecido, gracias a la línea de CLdN. Asimismo, la mercancía ro-ro movida por Brittany Ferries ha aumentado un 8,8%. En lo que respecta al tráfico de contenedores, se ha incrementado un 43,3% debido a CLdN, pero la cifra continúa siendo poco significativa.

Por su parte, en el tráfico de cruceros, se ha pasado de cuatro a ocho escalas, aunque el ascenso que se espera de cara a finales de año es muy superior. El número total de buques que ha recibido la instalación ha repuntado un 1,5%, pasando de 791 a 803.

En el mes de junio, el puerto ha manipulado 498.418 toneladas de mercancías, lo que supone un 5,2% más, debido al aumento del 21,9% en los graneles sólidos, con 272.159 toneladas, y a un ligero ascenso de la mercancía general.