Las vías férreas que llevan al muelle de Raos 8 del puerto de Santander presentan un estado generalizado de la plataforma de hormigón con fisuras y desconchamientos, así como la pérdida de niveles y linealidad de carriles y contracarriles.

Por esta situación y la antigüedad de la vía, se proyectan una serie de alternativas que van desde rehabilitar el trazado actual hasta plantear nuevos trazados y reponer pavimentos en los espacios demolidos.

En cualquier caso, la Autoridad Portuaria de Santander estima necesario acometer una renovación integral de esta infraestructura.

Actualmente en las proximidades de la concesión de CLdN existe un desvío y desdoblamiento de vía que permite el acceso para operaciones de carga-descarga a la concesión de Cementos Alfa en vía doble de aproximadamente 215 metros de longitud y a la concesión de LBC Tank Terminals Santander, en cruzamiento con la anterior dividiendo la vía en dos tramos de 88 metros y 127 metros.

Las necesidades de carga de Cementos Alfa hacen necesario un espacio libre de cruzamientos de aproximadamente 135 metros al objeto de no interrumpir el tráfico en otras concesiones, por lo que se plantean en este proyecto distintas alternativas hasta alcanzar la solución más idónea, que permita un funcionamiento independiente y sin interferencias.

Así pues, la Autoridad Portuaria de Santander tiene la intención de replantear el trazado completo en esta zona del recinto , con el fin de establecer una conexión con doble vía para Cementos Alfa, además de demoler pavimentos y colocar un nuevo aparato de vía  curvado.

Los trabajos, con un plazo de ejecución de nueve meses, cuentan con un presupuesto base de licitación de 665.000 euros y un valor estimado de 550.000 euros.