La Autoridad Portuaria de Valencia forma parte de los 15 puertos del mundo más exigentes en la lucha contra el cambio climático que hacen un llamamiento a los gobiernos para que colaboren con el sector del transporte marítimo en la ejecución de las políticas y las inversiones necesarias para alcanzar la descarbonización de las cadenas de suministro y de la economía mundial.

Es una de las instituciones que han firmado la ‘Call for Action for Shipping Decarbonisation’, una iniciativa impulsada por ‘Getting to Zero Colaboration’, una asociación integrada por el Global Maritime Forum, World Economic Forum y Friends of Ocean Action.

Esta llamada a la acción se presentará en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático (CP26) que se celebrará a inicios de noviembre en Glasgow (Escocia).

En esta línea de su iniciativa ‘Valenciaport 2030, cero emisiones’, el enclave valenciano  tiene como eje prioritario de su estrategia la lucha contra el cambio climático y la apuesta por fomentar proyectos sostenibles.

Con acciones definidas y el fomento del emprendimiento verde, está ejerciendo un efecto tractor para incentivar iniciativas medioambientales que posicionen a la ciudad y a la región como referentes en la descarbonización.

Algunas de sus acciones pasan por la apuesta por la intermodalidad y las conexiones ferroviarias, la inversión en fuentes renovables como la energía eólica y fotovoltaica, la implantación de proyectos con hidrógeno en las instalaciones, la digitalización de equipos y operaciones, el abastecimiento de buques con gas natural licuado (GNL), la electrificación de las terminales o el diseño de edificios con criterios de eficiencia energética.