exportacion hortofruticola

Desde Fepex, se muestran preocupados por el futuro desarrollo de las exportaciones e importaciones con Reino Unido.

El acuerdo alcanzado entre la Comisión Europea y Reino Unido sobre la primera fase de las negociaciones del Brexit, permitirá que se inicie la segunda fase y se comience a negociar la futura relación comercial entre ambos. Esto será determinante para las exportaciones hortofrutícolas españolas, para las que que Reino Unido es el tercer mercado de destino, tras Alemania y Francia.

Las directrices que ha elaborado Bruselas para la segunda fase exigen que el país se comprometa a respetar la legislación comunitaria durante los años de transición, pero desde Fepex entienden que es necesaria una normativa común en ciertas materias a partir de marzo de 2019, cuando se materialice la salida de la UE, para mantener la fluidez de la exportación hortofrutícola.

Impacto de los posibles controles aduaneros

Para ello, proponen la inclusión del acervo comunitario en la legislación nacional británica para facilitar los intercambios comerciales. Además, se han mostrado preocupados por el futuro desarrollo de las exportaciones e importaciones en lo que se refiere al ámbito logístico y los controles aduaneros.

En este sentido, han remarcado que la introducción de controles aduaneros, procedimientos de despacho o controles físicos en frontera supondrían un problema para las mercancías perecederas.

Los trámites y controles aduaneros y fitosanitarios tendrían un impacto negativo sobre los costes logísticos y la calidad de servicio a los clientes, por lo que habría que plantear procedimientos administrativos ágiles, principalmente digitales, que no constituyan un obstáculo.