transporte maritimo de contenedores

Los volúmenes entre Asia y Oriente Medio han caído un 3,6% en el primer cuatrimestre de 2017.

El bloqueo a Qatar y los ataques terroristas en Afganistán e Irán ha llevado a una escalada de las tensiones políticas, lo cual está afectando al comercio desde Asia hacia el sureste asiático y Oriente Medio, según recoge el último informe de Drewry.

De acuerdo a las Estadísticas de Comercio de Contenedores, CTS, los volúmenes entre Asia y Oriente Medio han caído un 3,6% en el primer cuatrimestre de 2017, tras un decepcionante 2016 en el que se redujeron un 1,7%. Hasta la fecha, se han movido un total de 1,05 millones de TEUs, unos 40.000 menos que en las mismas fechas del año anterior.

Los Emiratos Árabes Unidos, el mayor mercado de la zona, ha registrado un retroceso del 8% en las importaciones desde Asia, mientras que en Arabia Saudí, el comercio interior ha descendido un 3%. En cuanto a las importaciones a Qatar desde Asia, han disminuido un 50%, con lo que su cuota de mercado se sitúa en un 1,6%.

La decisión de Arabia Saudí, los Emiratos y Baréin de interrumpir sus conexiones diplomáticas y de transporte con el país afectará a las líneas de contenedores. Tanto MSC como CMA CGM cuentan con servicios directos desde Asia al puerto qatarí de Doha, pero las escalas se eliminarán de forma indefinida hasta que los buques puedan atracar en los países que están sufriendo bloqueos.

trafico-de-contenedores-desde-asia-a-oriente-medio

También la alemana Hapag-Lloyd está envuelta en el conflicto diplomático, ya que tras la fusión con UASC, la compañía estatal Qatar Holding cuenta con un 14,4% del operador y el Fondo Público de Inversiones de Arabia Saudí, con un 10,1%.

Los buques de la flota de UASC no están registrados en Qatar por lo que no se enfrentan a ninguna prohibición o bloqueo portuario y el impacto no se notará de forma inmediata en las operaciones. Sin embargo, queda por ver si esto alterará los planes estratégicos para aliviar la deuda de la compañía con una inyección de capital de 400 millones de dólares (358 millones de euros).

A causa de esta situación, debida a ciertas alegaciones, como que el país apoya a grupos terroristas y mantiene relaciones más estrechas con Irán que algunos de sus vecinos, será necesario establecer nuevas conexiones con otros puertos, como los de Omán.

De hecho, la hostilidad actual hacia Irán podría provocar que de nuevo se impusieran sanciones, con las implicaciones negativas que ello supondría para el comercio regional de contenedores. Cabe mencionar que Irán es uno de los pocos puntos de la región en que el tráfico de contenedores desde Asia se ha incrementado un 60% hasta los 46.000 TEUs hasta junio.

Mercado entre Asia y el sureste asiático

En cuanto al mercado entre Asia y el sureste asiático, sigue avanzando, aunque a un ritmo ligeramente inferior al del año anterior. Los volúmenes hacia el oeste han aumentado un 3,4% en los últimos cuatro meses, por debajo de la tasa anual del 4,9% en 2016.

Sin embargo, el crecimiento futuro parece asegurado ya que la demanda se mantiene elevada en La India, mientras que en Pakistán es uno de los principales beneficiarios de la iniciativa china One Belt, One Read.

Para el comercio entre Asia y Oriente Medio, se han totalizado un total de 53 escalas nulas que han afectado a los servicios y 63 entre Asia y el sureste del continente, pero el calendario previsto indica un número mucho menor de salidas nulas para junio y julio en ambas rutas.

En cuanto a las tasas de flete, se mantienen al alza en las líneas desde Asia hacia Oriente Medio y el sureste asiático, pero ninguna conexión puede sostener grandes incrementos sin hacer ajustes mensuales en forma de rotaciones canceladas, por lo que probablemente esta práctica resurja en los próximos meses.