Embarque de granito en Punta Langosteira

En el Puerto Exterior de La Coruña se han manipulado 1,9 millones de toneladas hasta septiembre.

El puerto de La Coruña ha registrado un incremento del 7,3% en el tráfico de mercancías hasta septiembre de 2017, con un total de 10.992.850 toneladas manipuladas. Destaca el aumento del 10,8% en los graneles líquidos, el sector con mayor peso específico en la instalación portuaria, que suma 6,4 millones de toneladas impulsado por el petróleo y sus derivados.

Por su parte, los graneles sólidos han repuntado un 3,6%, con un volumen total de 3,5 millones de toneladas hasta el noveno mes del año. En este apartado, despuntan el carbón y el coque, así como el cemento y los graneles agroalimentarios, especialmente el maíz.

En la mercancía general, las oscilaciones en la demanda de productos siderúrgicos han generado una caída del 5%, compensada por el buen comportamiento del alambrón y el nuevo tráfico de granito gallego. La pesca fresca se mantiene al alza, con 43.500 toneladas movidas, que suponen un avance del 28,65%.

Respecto al tráfico de pasajeros, entre enero y septiembre, han llegado a los muelles coruñeses cerca de 134.000 pasajeros, un 47,6% más que en el mismo periodo de 2016. Todo apunta a que se alcanzarán y probablemente, se superarán las previsiones para 2017, fijadas en 170.000 cruceristas.

En el Puerto Exterior sigue avanzando el movimiento de mercancías, consolidándose el tráfico regular en esta dársena, donde la estadística de septiembre refleja un acumulado anual cercano a los 1,9 millones de toneladas, con especial incidencia de los graneles sólidos, como el azufre, el coque, los cereales y el clínker.