En julio hay 21.323 conductores asalariados y 797 autónomos en paro.

En España se precisan unos 12.000 conductores actualmente.

La Unión Europea de Transportistas por Carretera, UETR, se ha reunido con otras 16 asociaciones nacionales del entorno comunitario para analizar la «preocupante situación» de escasez de conductores profesionales a la que se enfrentan los operadores para poder cubrir sus necesidades en los diferentes países.

El problema, según señalan desde Fenadismer, no sólo afecta a las empresas de transporte occidentales sino a los países del Este de Europa. En el caso de Francia se precisan unos 23.000 conductores, 15.000 en Italia y otros 12.000 en España, donde «sorprendentemente» figuran 22.236 demandantes de empleo habilitados para la conducción de vehículos de transporte.

Entre las causas de esta falta de transportistas, destaca la falta de competencias técnicas o laborales, el «carácter poco atractivo» de la profesión de conductor por tratarse de una actividad dura y peligrosa, y la remuneración salarial ofertada.

Por ello, la UETR pedirá a las instituciones europeas y nacionales medidas para paliar esta situación, que de agravarse afectaría negativamente al desarrollo del resto de actividades económicas al no poder atenderse las necesidades de transporte de forma adecuada.

Por otra parte, en el encuentro se ha informado sobre el estado actual de tramitación del Paquete Europeo de Movilidad, actualmente bloqueado tras el rechazo por parte del Parlamento Europeo.

Las previsiones apuntan a que por las presiones de los diferentes países y las organizaciones empresariales, no podrá aprobarse en esta legislatura.