En la última asamblea de Froet, el presidente de la patronal murciana, Pedro Díaz, ha asegurado que el transporte de mercancías «se ve acosado desde todos los ángulos”.

Díaz ha señalado en concreto la probable subida del Impuesto sobre Hidrocarburos, la imposición de la tasa por el uso de infraestructuras, el establecimiento de las 44 toneladas, la reivindicación de prohibir la carga y descarga para los conductores, la morosidad en los cobros por parte de los clientes o la competencia desleal.

Este contexto dibuja, a juicio del presidente de Froet, un futuro no muy halagüeño, aunque depende de nosotros hacer lo posible por cambiarlo”.

Con más detalle, con respecto al pago por uso de las infraestructuras, Díaz estima que los 11.000 millones de euros anuales que aporta el transporte a las arcas públicas suponen «cantidad más que suficiente para cubrir el mantenimiento de las carreteras».

Sobre el aumento de pesos y dimensiones de los camiones, el presidente de Froet asume, a la vista de las maniobras del Gobierno, «que se van a autorizar”, aunque descarta que esta implantación obedezca a cualquier negociación con los transportistas.

De igual manera, el presidente de Froet ha citado la falta de acuerdo para regular la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores, así como el Proyecto de Ley de Morosidad en el Transporte de Mercancías por Carretera, actualmente en tramitación parlamentaria y que, en su opinión, “ha sido el único compromiso cumplido” por la Administración.

Según los datos de Froet, Murcia es una región líder en transporte frigorífico, con 9.219 semirremolques frigoríficos en 2020, lo que representa el 16,62 % del total nacional.

Así mismo, las exportaciones hortofrutícolas a Europa desde la región suponen el grueso de las operaciones de transporte realizadas, con 145.781 en 2020, lo que supone un incremento del 9,7% en relación al año anterior.