Seis grandes organizaciones europeas, entre las que se encuentra UETR, han pedido un tratamiento armonizado y previsible para la regulación de los desplazamientos durante la pandemia por la Unión Europea.

La petición, dirigida a las instituciones europeas, pide la restauración de la libre circulación en el espacio Schengen y lamenta las acciones restrictivas llevadas a cabo unilateralmente por algunos Estados durante la primera ola de la pandemia.

Al tiempo, se solicita a los líderes europeos que acuerden establecer un enfoque común, que haga compatible las medidas de control de la pandemia con el desarrollo de la actividad social y económica.

En este mismo, ante «la incertidumbre actual sobre una nueva ola de infecciones» el grupo de organizaciones empresariales pide a las instituciones que una aplicación coherente de las medidas de limitación de la movilidad.

Para ello, en concreto se señala la necesidad de contar con procedimientos y calendarios comunes para alertar a los ciudadanos de los cambios en los países desde y hacia los que se deben restringir los viajes, con criterios armonizados para activar estas restricciones, con criterios armonizados para elegir desde y hacia qué Estados miembros deben restringirse los viajes, así como con definiciones comunes de una crisis de salud que requiera restricciones fronterizas.