El día 7 de mayo JSV incorporará un buque de mayor capacidad en su línea semanal MED-Turkey Ultra Exprés, que conecta los puertos turcos de Gebze, Ambarli y Aliaga, con los de Valencia, Barcelona y Marsella.

El operador quiere reforzar su apuesta por este tráfico, dada la buena aceptación que ha tenido la conexión desde sus inicios, en junio de 2020. Para ello utilizará una embarcación con una capacidad de 740 TEUS a 14 toneladas.

A pesar de las dificultades de la coyuntura actual, con el encarecimiento de los fletes de los buques y la escasez de contenedores, creen que el mercado ha sabido valorar su servicio competitivo y hasta siete veces menos contaminante que el camión.

Asimismo, recuerdan que Turquía se presenta ya como un mercado productor sustitutivo de China, especialmente tras el bloqueo que se produjo recientemente en el Canal de Suez. Desde Europa, cada vez se recurre más a este mercado para poder acortar las cadenas de suministro.

Por ello, en JSV han invertido unos tres millones de euros en la compra de más de 300 contenedores de 40’ y 45’ PW HC, así como 45’ Super High Cube, de gran capacidad, que se utilizarán en la línea MED-Turkey Ultra Exprés.

Su intención con esta adquisición es ampliar su oferta para cubrir todas las necesidades de sus clientes en un momento en el que existe poca capacidad de carga en el sector.