megabuque-kisogawa-de-k-line

La embarcación dispone de un sistema para la gestión de aguas de lastre que asegura la protección del medio marino.

Los astilleros de Cosco KHI Ship Engineering en el puerto chino de Nantong han acogido la entrega del megabuque Kisogawa a la naviera K-Line. Se trata de una embarcación de 339,5 metros de eslora y 60 de manga, con capacidad suficiente para transportar 311.000 toneladas de peso muerto.

Este buque VLCC para el transporte de crudo garantiza una reducción del 20% en el consumo de combustible respecto a otras unidades de este tipo que se encuentran en la flota del operador, gracias a un motor diésel extralargo que permite el desplazamiento a baja velocidad y una hélice de gran diámetro altamente eficiente.

La embarcación, con bandera de Panamá, dispone de 21 metros de calado y un tanque que permite almacenar 350,337 m³ de combustible. Además, incorpora un sistema para la gestión de aguas de lastre que asegura la protección del medio marino.

El objetivo del operador, con la modernización de la flota, es seguir proporcionando a sus clientes los más elevados estándares de seguridad y un servicio lo más fiable posible.