sorter-inditex

Inditex ha extendido la RFID en 2017 a Massimo Dutti, Pull&Bear y Uterqüe.

La gestión de la cadena de suministro del grupo Inditex tiene un alto componente tecnológico que le ha servido para ir un paso por delante de sus competidores y convertirse en un modelo que se estudia y se reproduce sin descanso.

Una de estas patas tecnológicas sobre la que se asienta la logística de Inditex es el uso de la RFID. Tras completar su incorporación a todas las tiendas de Zara en 2017, este año llega el turno para que la radiofrecuencia se extienda a otras tres enseñas del grupo gallego, Massimo Dutti, Pull&Bear y Uterqüe, con el fin de que este totalmente desplegada en toda la textil en 2020.

Picos de 249.000 pedidos/hora

Así mismo, Inditex también ha hecho bandera del proceso de integración que está haciendo del canal on-line con la gestión de existencias en sus tiendas físicas, un camino por el que ha seguido avanzando durante lo que llevamos de 2018 y en el pasado ejercicio, año en el que la gallega ha llegado a dar servicio hasta a 249.000 pedidos en una hora.

En este sentido, la textil coruñesa cuenta ya con 19 almacenes específicos para sus tiendas on-line en 17 mercados, o ‘stockrooms’, e, igualmente el grupo también tiene en funcionamiento un punto automatizado de recogida de pedidos de comercio electrónico en tienda en su establecimiento de Marineda y también lo instalará en su tienda de Stratford, Reino Unido, en mayo, donde contará con capacidad para más de 2.400 paquetes de e-commerce.

Esta unificación de la gestión logística aporta, a juicio de los responsables del grupo gallego, una mayor flexibilidad, más rapidez en el servicio y una mejor atención al cliente durante un proceso de expansión de los mercados en los que la textil cuenta con canal de venta on-line y que en el último año le ha llevado a estar presente con Zara en Vietnam, Singapur, Tailandia y Malasia.

Entregas de e-commerce en más mercados mundiales

De igual modo, en el período se han ampliado los servicios de entregas de comercio electrónico en el mismo día a las áreas metropolitanas de Madrid, Londres, París, Estambul, Shangai y Taipei, con vistas a que llegue a Sydney este mismo año, mientras que las entregas al día siguiente ya se ofrecen en España, Francia, Reino Unido, China, Polonia y Corea del Sur y se irán incorporando paulatinamente al resto de mercados, como en Australia, donde ya tiene presencia en seis ciudades.

Al tiempo, Inditex ha continuado invirtiendo en la introducción de innovaciones en la gestión de su cadena de suministro, entre las que destacan la extensión de nuevas áreas ‘multishuttle’ a varias plataformas del grupo, como la que ha adaptado específicamente para el reparto de perfumería en la plataforma logística de la textil en la localidad coruñesa de Arteixo.

En paralelo, la gallega también está llevando a cabo obras de las nuevas infraestructuras logísticas de su punto de conexión en Lelystad, en los Países Bajos, así como del nuevo centro de distribución de el municipio coruñés de A Laracha.