nave Prologis en Ribarroja

Ribarroja concentra el 60% de la superficie contratada en 2017 en Valencia.

En 2017, la inversión inmologística se ha duplicado en el mercado valenciano, alcanzando los 60 millones de euros. Este incremento se debe a grandes operaciones como la compra de TH Real Estate de la plataforma de Carrefour en Ribarroja o la adquisición por parte de la P3 Logistics de una instalación de GreenOak.

Los fondos internacionales están más interesados en Valencia debido a su mayor rentabilidad, la calidad de su parque logístico y la estabilidad de la región, según el último informe de la consultora CBRE, que recoge que la rentabilidad media ha llegado al 7%, 115 puntos por encima de Madrid o Barcelona.

Por otro lado, la contratación inmologística en Valencia ha alcanzado un nuevo récord, con más de 220.000 m², de los que 65.000 m² corresponden a naves a riesgo, pero la disponibilidad ha descendido hasta el 4,3%. Asimismo, ha aumentado la demanda de grandes superficies, que suponen el 50% del espacio contratado.

El stock en este mercado asciende a 2.244.000 m², debido a la construcción de nuevas instalaciones y la adaptación de otras más antiguas, pero solamente el 20% podría considerarse producto prime. Según explican en la consultora, sigue habiendo una demanda recurrente de espacios logísticos de calidad y seguirán construyéndose proyectos llave en mano.

Por zonas, el área norte concentra el mayor porcentaje disponible de parque industrial, con 13.200 m², seguido de la zona centro con 53.100 m2 y el sur con 30.500 m2. Ribarroja es la zona más demandada, con 15 de las 27 operaciones registradas y hasta 125.000 m² de superficie contratada, lo que supone el 60% del total.

En cuanto a la renta prime, el aumento de la demanda y la escasa oferta de calidad han provocado un incremento por encima del 25%, situándola en 51 euros/m²/año.