puerto-de-santander

En cuanto a productos destaca la recuperación del tráfico de bioetanol.

El puerto de Santander ha cerrado el primer semestre del año con un tráfico total de 2.887.024 toneladas, lo que supone un 14,3% más que el mismo periodo de 2017. Además, el tráfico interanual ha alcanzado las 5.956.880.

La mercancía que más ha crecido han sido los graneles líquidos, con un 141%, pero como suponen poco más del 6% del tráfico portuario, hay que recalcar el incremento de un 17,76% de la mercancía general, lo que supone casi el 40% del movimiento de mercancías.

En cuanto a productos, destaca la recuperación del tráfico de bioetanol, procedente de la fábrica de Biocarburantes Castilla y León. Durante este semestre se han exportado 56.191 toneladas de este carburante.

En el capítulo de graneles sólidos han avanzado un 5,85 % y siguen creciendo los cereales y piensos, seguidos de la importación de prerreducido y de la exportación de sulfato cálcico. En el lado negativo se encuentra el tráfico de chatarra y de azúcar.

Con respecto a la mercancía general, durante estos seis meses se han movido 1.111.630 toneladas, entre las que destacan las casi 400.000 de automóviles, los productos siderúrgicos con más de 150.000, las más de 100.000 de pasta de papel y la maquinaria con más de 60.000.

Por último, las mercancías movidas en la Margen Norte se han duplicado y han pasado de las 96.371 toneladas del primer semestre de 2017 a las 195.583 del mismo periodo de 2018. En cuanto al número de contenedores, también se han duplicado, aunque siguen representando una parte muy pequeña del tráfico portuario.