Como parte de la expansión de sus servicios entre Bélgica e Irlanda, la naviera CLdN cuenta ya con una conexión semanal de carga rodada entre el puerto de Santander y el de Cork, a través del de Zeebrugge.

El servicio ro-ro de tráilers, semirremolques, contenedores, mercancía estática sobre mafi y cargas de proyecto saldrá de Santander todos los viernes para llegar a Cork los martes, y regresará los jueves para atracar de nuevo en Santander el martes.

De este modo, el puerto español suma al de Cork a los destinos ofertados por la naviera a través de Zeebrugge: Dublín, en Irlanda, Killingholme y Londres, en Gran Bretaña, Esbjerg, en Dinamarca, y Gotemburgo, en Suecia.

Actualmente, CLdN tiene programadas tres escalas semanales en Santander, fijadas los miércoles, viernes y domingos. Ainoa Quiñones, delegada del Gobierno en Cantabria, ha agradecido el trabajo que se está haciendo desde el puerto para la reactivación económica a través de nuevas líneas marítimas.