Terminal Best en el puerto de Barcelona, inaugurada en 2012

La terminal BEST dispone de 1.200 puntos de conexión para contenedores refrigerados.

El puerto de Barcelona, junto a Mercabarna y la naviera Grimaldi, participarán en Fruit Logistica 2016 con una oferta logística integrada, con soluciones completas de conectividad, suministro y distribución para cubrir las necesidades de clientes importadores y exportadores y los operadores logísticos especializados en productos frescos.

La colaboración entre estas tres entidades ofrece a los exportadores una combinación entre una gran oferta y variedad de frutas y hortalizas de Europa, la de Mercabarna, y soluciones logísticas adaptadas al producto fresco, permitiendo transportar alimentos perecederos con las máximas garantías a través de los servicios marítimos del puerto de Barcelona.

Entre los servicios que promocionará el puerto de Barcelona destacan las líneas de short sea shipping, o transporte marítimo de corta distancia. Estas rutas marítimas, combinadas con el transporte por carretera, optimizan al máximo la logística de las exportaciones que salen de Mercabarna hacia Italia, los países del norte y centro de Europa y el norte de África, así como las importaciones con el norte del continente africano.

Líneas regulares de contenedores

Asimismo, las líneas regulares de contenedores con los principales mercados emisores de fruta de contra temporada se han modificado recientemente para mejorar el tiempo de tránsito y ofrecer más competitividad a los importadores.

Las navieras han apostado por nuevas líneas regulares con África, Centro y Sudamérica y, especialmente, con el Golfo de México, que favorecen los tráficos a temperatura controlada. Por esta razón, los buques que cubren este servicio disponen de un gran número de conexiones para contenedores refrigerados.

Por otro lado, el puerto de Barcelona se ha convertido en un punto de entrada de productos hortofrutícolas procedentes mayoritariamente de Sudamérica, África y los países de la ribera mediterránea, mientras también es un punto de exportación marítima hacia los países mediterráneos y otros destinos del mundo, como son el Medio y Extremo Oriente.

El enclave dispone de instalaciones para productos perecederos, como las dos terminales de contenedores, Barcelona Europe South Terminal (BEST) y Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB), que cuentan con servicios destinados a los contenedores reefer.