El próximo viernes 24 de noviembre es el ‘Black Friday’ y el sector logístico se enfrenta a un nuevo Rubicón en una semana de intensa actividad, que, además, es el comienzo de una temporada de infarto hasta enero.

Sin embargo, en 2017 convergen dos factores que pueden hacer que la cita no ofrezca las cifras espectaculares que se auguraban. Por un lado, la situación política en Cataluña ha dejado un rastro económico indeleble que se ha traducido en un retraimiento del consumo de las familias en la región que, en el mejor de los casos, llevará a que se igualen los registros de 2016 en esta comunidad autónoma, pese a que, muchas tiendas han optado por adelantar las rebajas, para impulsar el consumo.

Por otro lado, algunos establecimientos de gran distribución en diversos puntos de España han venido observando un cambio de tendencia en el comportamiento de los consumidores que, según reportan, han decidido retrasar las compras hasta conocer las ofertas previstas para estas fechas.

Consecuentemente, la mayor parte de la distribución espera que las compras se concentren desde esta semana y hasta el período navideño, para enganchar después con las rebajas, en una tendencia de ofertas constantes.

La contratación de carretilleros ha crecido un 24% anual en octubre.

Adicionalmente, este año, por primera vez, algunas grandes cadenas han optado por ampliar los plazos en que lanzan sus ofertas, pasando de un día a una semana, lo que aliviará en cierta medida la carga de trabajo de los servicios de entrega y, al tiempo, dispersará el efecto del `Black Friday´en un período mayor, de entre una semana y diez días.

Las contrataciones de carretilleros y mensajeros como ejemplo

Si el empleo en el sector puede servir de anticipo para prever el volumen de actividad que se espera, cabe decir que en octubre, último dato disponible, la contratación de carretilleros ha crecido un 24% anual, mientras que la de mensajeros también se ha incrementado cerca de un 27% anual en octubre.

Ambos registros son significativamente superiores al crecimiento porcentual global de contratación del propio sector, que en octubre se colocó en el 7,76%, e incluso de los segmentos de almacenamiento y actividades anexas al transporte, con un crecimiento anual del 6,41% en octubre, y de las actividades postales y de correo, con un retroceso anual del 0,74% en el décimo mes del ejercicio.

Picos de actividad

La facturación del comercio electrónico ha crecido un 25% anual en los tres primeros meses de 2017, según los últimos datos publicados por la CNMC, hasta rozar los 6.800 millones, por lo que ante un escenario de máxima actividad se espera que el aumento sea mayor.

En este sentido, el último informe de la E-commerce Foundation refleja que el crecimiento de las ventas B2C en nuestro país se colocará al final del ejercicio en un 25%.

Por lo que respecta al sector, el Grupo Correos, que gestiona cerca del 60% de los envíos de comercio electrónico que genera Amazon, podría llegar a alcanzar picos máximos de entre 760.000 y 850.000 envíos diarios.

Por otra parte, Seur también ha anunciado recientemente la contratación de más personal, mientras que Redyser ha incorporado cinco nuevas agencias en Valencia, Castellón, Córdoba, Barcelona y Madrid.

Así las cosas, y si finalmente se cumplen las expectativas, podrían llegar a superarse ampliamente los dos millones de envíos diarios, o, si se consigue dispersar el efecto de la fecha puntual del próximo viernes, quedarse por debajo.