En los ocho primeros meses del año, los puertos de Almería y Carboneras han gestionado la importación de 405.700 toneladas de mercancías, un 68,6% menos que en el mismo período del pasado 2019.

Este descenso se debe las operaciones de entradas de graneles sólidos, que han retrocedido un 88,1% anual, para sumar un total acumulado de 128.000 toneladas.

Por contra, ha seguido aumentando en el tramo del ejercicio el movimiento de graneles líquidos, tipología que totaliza un movimiento en el acumulado del año de 26.300 toneladas, un 227,2% más que en los ocho primeros meses de 2019.

Asimismo, las importaciones de mercancía general mantienen su crecimiento sostenido pese a la crisis sanitaria, para acumular 251.535 toneladas, un 20,1% más que entre enero y agosto del año pasado.

Las exportaciones crecen levemente

Por otra parte, las exportaciones a través de los enclaves de la provincia de Almería alcanza los 1,9 millones de toneladas, un 0,8% anual más.

Estos tráficos están lastrados por el retrceso en el movimiento hacia el exterior de graneles sólidos, que con un volumen acumulado de 1,6 millones de toneladas, retroceden un 4,6% anual.

Al mismo tiempo, los graneles líquidos han crecido un 131,5% anual, para un volumen acumulado en los ocho meses de 45.212 toneladas, mientras que la mercancía general ha superado las 270.000 toneladas en el período, lo que implica un incremento del 34,6% con respecto al tramo que va de enero a agosto del año pasado.