Las matriculaciones de vehículos comerciales e industriales en la Unión Europea han retrocedido un 14,7% en noviembre, lo que supone su quinta caída consecutiva, según los datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles, Acea.

Esto se explica por la caída en el mercado de las furgonetas, que suponen más del 80% de las ventas totales. España ha registrado el mayor descenso a nivel mensual, con un 30,4%.

Desde el mes de enero, las matriculaciones han crecido un 11,5%, destacando el aumento del 17,6% en Italia y del 9,4% en Francia, aunque también se ha registrado un ascenso del 1,3% en Alemania y del 0,6% en España.

En lo que se refiere a las furgonetas, las matriculaciones han caído un 16,6% por la crisis de semiconductores. A ello han contribuido los descensos del 33% en España, el 24,7% en Alemania, el 16,2% en Italia y el 12,1% en Francia.

En el acumulado, el crecimiento ha sido del 10,8%, con unos 1,4 millones de unidades. Italia es la que mayor crecimiento ha registrado, con un 17,1%, seguida por Francia, con un 9,7%. En Alemania, con un incremento del 0,4%, y en España, con un retroceso del 0,4%, las matriculaciones se han mantenido relativamente estables.

Industriales

En el segmento de los vehículos industriales de más de 3,5 toneladas, la demanda se ha reducido un 6% hasta las 23.678 unidades, con una caída del 17,5% en España, del 14,1% en Alemania, del 13,8% en Francia y del 8,5% en Italia. En cambio, en la mayoría de los mercados de Europa Central se han registrado incrementos.

Desde que empezó el año, las ventas han repuntado un 16,6%, con 264.031 unidades matriculadas, tras el ascenso del 22,6% en Italia, el 8,6% en España, el 6,1% en Francia y el 4,8% en Alemania.

En lo que respecta a los vehículos industriales de más de 16 toneladas, las matriculaciones se han reducido un 3,5% en noviembre, a pesar de los buenos datos obtenidos en Europa central, con un crecimiento del 13,4%.

Desde enero, las matriculaciones han crecido un 21% hasta las 219.595 unidades. El aumento ha sido del 25,5% en Italia, del 13,1% en España, del 9,8% en Alemania y del 5,9% en Francia.