El número de portacontenedores que han optado por utilizar la ruta del Cabo de Buena Esperanza para no tener que atravesar el Canal de Suez ha alcanzado un récord histórico. Desde finales de marzo, la consultora Alphaliner ha registrado al menos 20 servicios que han preferido hacer este cambio, pese a tener que hacer un recorrido más largo.

De hecho, incluso en tres conexiones entre Asia-Europa, operadas por CMA-CGM, se ha utilizado esta vía. Normalmente, no es la más utilizada porque los tiempos de tránsito son más largos, pero los costes actuales del combustible y el descenso de la demanda en los mercados europeos por la crisis sanitaria, han despertado el interés por esta ruta.

A las tres líneas mencionadas, se suman otras otras nueve entre Europa y Asia, así como ocho entre la costa este de EEUU y Asia. En todos los casos, las navieras se han ahorrado las habituales tasas del Canal de Suez, que ha perdido más de 10 millones de dólares.

Descuentos en el Canal de Suez

Esto se añade a todas sus pérdidas por el elevado número de servicios cancelados entre Asia y Europa o entre Asia y la costa este de EEUU desde el mes de febrero. Este descenso en sus ingresos ha llevado a los responsables de la infraestructura a ofrecer grandes descuentos a las navieras.

Tras una primera ronda para los buques que llegaban de Europa, comenzaron a aplicarse otros a los que se dirigían desde Asia hacia Europa y Norteamérica. No obstante, en mayo algunos operadores han optado igualmente por redirigir sus rutas a través del Cabo de Buena Esperanza en lugar de aprovechar los descuentos.

La distancia que tendría que recorrer un buque que viaja desde el puerto de Rotterdam hasta Singapur a través de esta vía marítima es de 11.720 millas náuticas, frente a las 8.440 del Canal de Suez.