contenedores puerto valencia

La continuidad en el precio de los fletes se corresponde con la estabilidad alcanzada en el precio del barril de petróleo Brent.

El Índice de Carga Contenerizada del puerto de Valencia, VCFI, se ha estabilizado en el mes de marzo, con 1.051,25 puntos. Esto supone un ligero descenso del 0,37% respecto a febrero y un crecimiento del 5,13% desde enero.

La continuidad en el precio de los fletes se corresponde con la estabilidad alcanzada en el precio del barril de petróleo Brent tras las fuertes caídas de finales de 2018. En concreto, ha experimentado un crecimiento moderado, pasando de los 64 dólares en el mes de febrero a los 66 dólares del tercer mes del año.

Marzo se ha cerrado con una demanda débil para el tráfico de contenedores, que ha llevado a las navieras a mantener la estrategia de cancelación de escalas iniciada el mes anterior. En este sentido, la flota inactiva representaba en los primeros días el 4% sobre el total, con más de 900.000 TEUs de capacidad, aunque en la segunda quincena, ya suponía el 3,2% y 709.000 TEUs de capacidad.

El descenso, sin embargo, no ha venido provocado por un incremento de la demanda de tráficos, sino que refleja la mayor demanda de buques por parte de las navieras para los nuevos servicios y rotaciones de la temporada de verano. De este modo, las bajas tasas de utilización y la flota inactiva están presionando a la baja los fletes.

Destaca el descenso de los precios para los envíos con el continente americano y África occidental, mientras que las mayores subidas se han registrado en el transporte marítimo de exportación con destino a Oriente Medio, Europa Atlántica y el Mediterráneo Occidental, el Lejano Oriente y, en menor medida, el subcontinente indio.

A partir de abril, se incorporará al VCFI dos subíndices por áreas geográficas, uno para el Lejano Oriente y otro para el Mediterráneo Occidental, para favorecer la monitorización de dos mercados claves para el ‘hinterland’ del puerto de Valencia.

evolucion-vcfi-marzo-2019