El tráfico de mercancías en el puerto de La Coruña ha cerrado el quinto mes de 2021 con un incremento del 18,56%, llegando a las 868.279 toneladas, con valores positivos en todos los sectores.

El mayor incremento ha sido el de los graneles sólidos, que han alcanzado las 217.118 toneladas tras crecer un 89% por el tráfico de productos agroalimentarios, especialmente cereales como el maíz y las harinas.

Estas cifras ponen de manifiesto la consolidación de la actividad en el Puerto Exterior, ya que más del 40% de estos graneles pasan por las instalaciones del Punta Langosteira.

En cuanto a la mercancía general, ha crecido un 50% hasta las 79.481 toneladas, fundamentalmente por los productos siderúrgicos. Mientras, los graneles líquidos han registrado un incremento del 1,2% hasta las 571.680 toneladas, por el aumento del petróleo crudo hasta las 312.642 toneladas.

Este buen comportamiento de los tráficos de mayo ha permitido corregir el descenso de abril, de manera que el total acumulado en los cinco primeros meses del año sigue siendo positivo.

Entre enero y mayo se han movido más de 4,5 millones de toneladas, destacando los graneles líquidos, con más de tres millones, y los sólidos, con algo más de un millón de toneladas, mientras la mercancía general ha alcanzado las 346.000 toneladas.

El mayor incremento ha sido el de los graneles sólidos, con un total del 25% en estos cinco meses. Todo ello permite al puerto ser optimista respecto a lo que queda de año, manteniéndose en el camino de la recuperación y preparándose para el crecimiento de Punta Langosteira, donde muchos operadores ya están ampliando sus instalaciones.