El 1 de julio se celebra el Día Internacional de las Ayudas a la Navegación, promovido por la Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación y Autoridades de Faros, IALA, con el fin de concienciar sobre su importancia para facilitar el tráfico eficiente y seguro de todo tipo de embarcaciones.

Las ayudas a la navegación, en general, y los faros, en particular, son referencias esenciales para una navegación segura de los buques. Por ello, aunque los actos centrales, que iban a tener lugar en Bulgaria y Japón, han tenido que ser aplazados por el Covid-19, el sistema portuario español realizará el encendido sincronizado de los faros a las 12:00.

Así, la Autoridad Portuaria de Valencia se sumará a la iniciativa con el encendido de los faros de Valencia, Cullera y Canet d’en Berenguer, mientras el puerto de Tarragona ha confirmado que encenderá el de San Carlos de La Rápita, el de Salou y el de Torredembarra.

El objetivo es realizar un reconocimiento de estas ayudas, que han jugado un papel muy importante para que la cadena de suministro haya seguido funcionando durante los momentos más duros de la crisis sanitaria. Al mismo tiempo, la celebración persigue divulgar la innovación tecnológica en este ámbito y su contribución a la armonización de las ayudas.