Al próximo día 11 tenemos que llegar con todo hecho para poder firmar el convenio de la estiba del puerto de Valencia pero ahora mismo nosotros no lo tenemos claro, por lo que el escenario que se plantea en el puerto es complicado. Tenemos un problema serio”.

Así de firme se muestra a cadenadesuministro.es Oscar Martínez, presidente del Comité de Empresa de la Sagep del puerto de Valencia, al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el convenio que se lleva negociando desde hace meses pueda ser finalmente ratificado el próximo jueves 11 de diciembre, fecha tope que la parte sindical de la mesa ha puesto para lograr este acuerdo.

Además el próximo jueves 11, es el día en el que previsiblemente se conocerá la sentencia del Tribunal de Justicia de Luxemburgo sobre el modelo de estiba español y que según apuntan muchos indicios, puede ser negativo para le Reino de España.

En cualquier caso Martínez señala que la firma sí es posible, pero esta pasa por el reconocimiento por parte de las empresas estibadoras de un convenio sectorial y de todas las tareas que realizan de forma efectiva los estibadores del puerto de Valencia. “Rechazamos un convenio donde no se detalle explícitamente las tareas que realizamos en Valencia, las que otorga la Ley de Puertos pero también las que realizamos porque tenemos un acuerdo específico con las empresas”, destaca el responsable de los trabajadores.

En su opinión, en los últimos tres meses ha habido momentos que se ha estado a punto de la firma el convenio con un 90% de posibilidades, pero otras en que las partes se distanciaban mucho y el acuerdo era prácticamente imposible. “Ha sido una negociación con muchos altibajos, por eso hemos decidido poner un límite porque no podemos estar indefinidamente negociando y al día 11 tenemos que llegar con todo hecho para poder firmar”.

Falta de consenso sindical

El responsable del Comité de empresa también recuerda que para firmar el jueves 11 previamente tiene que haber un proceso, “porque nosotros tenemos que llevar el acuerdo a la asamblea de trabajadores para que lo ratifiquen finalmente”. Además, reconoce que no hay una consenso entre los propios sindicatos de la estiba del puerto de Valenciaporque estamos a las puertas de elecciones en enero. Hubo una plataforma común al inicio de la negociación pero ahora mismo este consenso parece no se ha mantenido y cada uno hace su campaña”. Por ello, las demandas planteadas coinciden plenamente con las de Coordinadora, sindicato mayoritario en Sevasa-Sagep.

En cuanto a la actitud de las empresas estibadoras, Martínez afirma que realmente no se sabe con claridad cuál es su disposición, porque lo que sí nos reconoce Anesco, en muchos casos de forma local, no lo aceptan las empresas. Por el contrario, lo que sí nos reconocen las empresas locales, como Noatum, después oímos al presidente de Anesco haciendo otro tipo de declaraciones no consensuadas con Coordinadora y que abogan por cambiar el modelo de estiba. Por lo tanto, no sabemos a qué están jugando las empresas y la propia patronal Anesco”.

Reivindicaciones recogidas en el IV Acuerdo Marco

El responsable de los trabajadores en la Sagep también incide en que las tareas que se exigen en el convenio de Valencia, ya se reconocen en el IV Acuerdo Marco de la Estiba que está consensuado por los sindicatos en el ámbito nacional y la patronal Anesco.

Por este motivo, insiste en que “si no se nos reconoce el trabajo que estamos realizando en el puerto de Valencia no podremos tener un convenio”. En concreto, se refiere a los ámbitos de las tareas complementarias, que la Ley de Puertos deja fuera del ámbito específico de la estiba pero sí se pueden atribuir si se vienen haciendo tradicionalmente o se hacen a un precio competitivo, como son los temas de manipulación de coches, la recepción y entrega y otras tareas.

Adaptarse a la sentencia del Luxemburgo

En cuanto a la intencionalidad de firmar el día 11 para poder esquivar los posibles efectos de sentencia del TSJE, Martínez deja claro que  la fecha límite está establecida desde hace tiempo y porque “ya llevamos mucha demora en la firma del convenio”.

Evidentemente, insiste, “si firmamos un convenio y esta sentencia nos dice que en algún aspecto estamos fuera de la legalidad, no tendremos más remedio que amoldarnos a ella. Es decir, no es cuestión de firmar antes del día 11 para salvar cualquier situación sobrevenida”.

Ahorro de hasta 10 millones anuales

El presidente del comité de empresa de Sevasa-Sagep destaca que con sus reivindicaciones se busca un reconocimiento pleno de tareas que realizan los estibadores y resolver los incrementos salariales pendientes.

Se trata, sobre todo, de “buscar una fórmula que haga más rentable la estiba en temas operativos, con más flexibilidad, más aprovechamiento de la jornada buscando protocolos de trabajos para poder reducir los tiempos de esperas en los inicios y finalización de jornadas. En definitiva, formulas para aprovechar mejor la plantilla y poder ahorrar costes a modo de operatividad y gestión de la misma”.

No es fácil concretar cuánto pueden alcanzar estos ahorros hasta que no se pongan en marcha las medidas que proponen los trabajadores, pero a ‘grosso modo‘ pueden alcanzar entre los 5 y 10 millones de euros anuales en cómputo general de la plantilla y según la previsión de cómo se vayan implementando las medidas.