Nuevo retroceso para la carga aérea mundial

En abril se ha producido un nuevo retroceso para la carga aérea mundial, marcado por la caída de la actividad industrial en China y la invasión rusa de Ucrania.

Jueves, 09/06/2022 por CdS

En Europa, la demanda ha retrocedido un 14,4% anual en abril.

Toda la serie de acontecimientos internacionales que se viven desde hace meses, como el brote de coronavirus en China o la invasión de Ucrania siguen afectando un mes más a la demanda de servicios de transporte de carga aérea, según la Iata.

En este sentido, la organización internacional estima que la demanda de este transporte ha retrocedido un 11,2% anual en abril, con una caída de un 10,6% para las operaciones internacionales.

A su vez, la capacidad también se coloca un 2% por debajo de la de hace un año, aunque para operaciones internacionales es un 1,2% superior a la de abril de 2021.

Iata estima que la evolución del mercado mundial de carga aérea responde así a una coyuntura en la que se precibe un retroceso en los pedidos de exportación y un menor crecimiento económico en China.

Evolución por zonas geográficas

Por zonas geográficas, en Asia y el Pacífico ha caído la demanda de carga aérea internacional un 15,8% anual en abril, con la capacidad internacional disminuyendo un 19,4% anual.

En Europa, la demanda, afectada de manera especial por la situación bélica en Ucrania, ha perdido un 14,4% en comparación con abril del año pasado, mientras que, en idéntico sentido, la capacidad ha retrocedido un 0,2%.

En cuanto a América del Norte, la demanda ha caído un 6,6% con relación a hace un año, mientras que, al tiempo, la capacidad internacional en esta zona ha ascendido un 5,2%. A su vez, en Iberoamérica, la demanda ha crecido un 40,9% en comparación con hace un año, mientras que la capacidad también aumenta un 67,8%.

Por último, en Oriente Medio, los volúmenes de carga internacional han perdido un 11,9% anual, con la capacidad incrementándose un 6% con respecto a abril de 2021. En África, la demanda ha dismunuido un 6,3% en el período, mientras que, de igual manera, la capacidad desciende un 1,5% anual.