Los quince principales puertos de contenedores del Viejo Continente han movido el año pasado un 2,8% más TEUs que en 2018.

Sin embargo, el dato de crecimiento, registrado por PortEconomics, implica una reducción de casi dos puntos porcentualesen el crecimiento con respecto al 4,7% de subida registrado en 2018 y, de igual modo, también se coloca por debajo del crecimiento de un 4,6% en 2017.

Entre estos primeros quince puertos europeos de contenedores se colocan Valencia, con un total anual de 5,4 millones de TEUs y un crecimiento anual de un 5%, que le pone como el quinto, y Algeciras que, en sexta posición continental, suma 5,1 millones de TEUs y un aumento de un 7,3% con relación a 2018.

Ambos enclaves superan al recinto alemán de Bremen que ha registrado una caída de un 10,3% anual en 2019.

Además, el puerto de Barcelona queda como el noveno en tráfico de contenedores, con un volumen anual de 3,3 millones de TEUs, un 2,9% menos que en 2018.

Así mismo, los 14,8 millones de TEUs que ha movido Rotterdam en 2019 siguen colocándose a la cabeza de tráfico marítimo de contenedores en Europa, tras crecer un 2,1% el año pasado.

En segunda posición, Amberes ha movido 11,9 millones de TEUS, un 6,8% más que un año antes, mientras que por detrás queda Hamburgo, que ha subido un 6,1% el pasado ejercicio, hasta alcanzar un total de 9,3 millones de TEUs.

Por otra parte, la inversión china en El Pireo ha hecho que el tráfico de contenedores en la rada ateniense se coloque como la cuarta de Europa en tráfico de contenedores, con un total de 5,7 millones de TEUs y una subida anual de un 15,1%.