La necesidad de conexiones ferroportuarias eficientes para mejorar el engranaje logístico de España ha sido uno de los temas tratados, entre otros muchos, en la Mesa del Corredor Mediterráneo que la Generalitat de Cataluña ha organizado este lunes 10 de abril en Madrid.

Al encuentro han acudido representantes de los puertos de Barcelona y Tarragona, y ambos coinciden en una idea que puede resumirse en palabras del presidente del puerto de Barcelona, Sixte Cambra: «Sin conectividad terrestre, los objetivos de los puertos se debilitan».

Según Cambra, la infraestructura es «imprescindible» en el Corredor Mediterráneo, pero es necesario que sea eficiente y funcional«Estamos sufriendo desde hace cinco años la falta de funcionalidad de una conexión cuya infraestructura está ejecutada pero que desde el punto de vista de la eficiencia deja mucho que desear«, ha asegurado el presidente del puerto de Barcelona.

Por su parte, desde el puerto de Tarragona han recordado la fuerte inversión en infraestructuras intermodales, de más de 40 millones de euros, que han realizado las empresas del clúster químico en el puerto, «empresas a las que hay que dar una respuesta clara» que se corresponda con su apuesta.

Clave para competir en los tenders

En el seno de los puertos de Barcelona y Tarragona consideran prioritario reforzar las infraestructuras ferroviarias de cara a competir en los tenders abiertos actualmente.  

Desde Barcelona han llamado a pelear por aquellos que ha iniciado la industria de la automoción alemana, cuyas exportaciones hacia Asia salen por los puertos del Mediterráneo, mientras que desde Tarragona aseguran que hay inversiones de la industria de la automoción que «han volado» por no estar conectados al Corredor Mediterráneo.