El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha ratificado su apuesta por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo con la firma de la adenda al convenio entre Adif, la Autoridad Portuaria de Valencia y Puertos del Estado, para actuaciones de mejora en la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza.

De este modo, la contribución del puerto, a través del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, aumentará en algo más de un 50%, llegando a los 20,6 millones de euros para la mejora de apartaderos de trenes en siete estaciones.

Con motivo de este acto, el titular de Transportes, José Luis Ábalos, ha puesto en valor las inversiones del Ministerio en la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto para asegurar la competitividad del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, con un horizonte temporal de ejecución hasta 2023 y un montante de 386,6 millones de euros.

Desde agosto de 2018, se han licitado casi 135 millones en actuaciones destinadas a la renovación integral de la vía, adaptación de apartaderos a 750 metros y la eliminación de limitaciones de velocidad, así como a las subestaciones eléctricas de Cariñena y Villafranca.

Igualmente, a finales de diciembre de 2020, se ha licitado el estudio informativo de la conexión Sagunto-Teruel por 1,2 millones de euros. También se ha aprobado provisionalmente el de la conexión entre Teruel-Zaragoza, que será el pilar de desarrollo de una línea de altas prestaciones para el tráfico de mercancías y viajeros.

Además, en enero el Gobierno ha autorizado la licitación de las obras de instalación de la línea aérea de contacto en este tramo por 51,53 millones de euros.

Acceso al puerto de Sagunto

Por otra parte, acaba de adjudicarse el suministro de material para la renovación del acceso ferroviario de mercancías al puerto de Sagunto y las mejoras en su conexión con el Corredor Cantábrico-Mediterráneo y el Mediterráneo.

El nuevo trazado se proyecta en vía única electrificada de ancho mixto.

Las obras de la conexión ferroviaria con el recinto portuario, adjudicadas por 14.519.969,75 euros, consistirán en la construcción de un nuevo acceso desde la línea Valencia-Tarragona. De esta forma, se dotará al puerto de una conexión ferroviaria integrada en la Red Ferroviaria de Interés General.

El nuevo trazado se proyecta en vía única electrificada de ancho mixto, comprendiendo la zona de actuación un total de 5,6 km de longitud. Se construirán dos ramales diferenciados, que confluyen en un tercero, y que constituyen los enlaces para el acceso de la línea Valencia-Tarragona por los lados sur y norte hacia el puerto.