Los puertos asiáticos lideran el Port Liner Shipping Connectivity Index que elabora la UNCTAD durante el tercer trimestre de este mismo año, con Shanghai, Singapur y Ningbo en el podio mundial.

El primer puerto europeo en este indicador de conectividad es el de Rotterdam, mientras que Valencia sigue como el cuarto puerto europeo en este ránking, el primero de España y el vigésimo primero a nivel mundial, tras el enclave neerlandés, Amberes y Hamburgo, habiendo superado a Le Havre y El Pireo en el segundo cuarto de 2020.

Además, el enclave valenciano ha mejorado en unas décimas su puntuación hasta alcanzar un resultado de 68,86 en un índice que evalúa la conexión de más de 900 puertos de contenedores de todo el mundo y pone en valor la eficiencia de las instalaciones portuarias para facilitar a las empresas el acceso a los mercados de una manera más competitiva, segura y en el menor tiempo posible.

En España, tras la dársena levantina, que continúa en la posición 21 de la conectividad portuaria en todo el planeta, se encuentran Barcelona en el puesto 26 y Algeciras justo por detrás, en el vigésimoséptimo lugar.

Ambos enclaves han perdido dos y cuatro posiciones respectivamente en el tercer trimestre del ejercicio.