La aplicación de hidrógeno en el sector del transporte y la logística es uno de los ejes fundamentales de la hoja de ruta del hidrógeno, una iniciativa aprobada por el Gobierno a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica para el despliegue de esta energía sostenible.

Dentro de ella, destaca el proyecto H2Ports, coordinado por la Fundación Valenciaport en colaboración con la Autoridad Portuaria de Valencia. El objetivo es incorporar el hidrógeno en las operaciones logísticas portuarias para reducir su impacto ambiental, situándose como el primer puerto de Europa en incorporar esta energía en sus terminales.

Con este fin, se probará una ‘reach stacker’ para la carga, descarga y transporte de contenedores, alimentada con hidrógeno, así como una cabeza tractora de terminal para operaciones ro-ro, propulsada por pilas de hidrógeno, y una estación móvil de suministro de hidrógeno para garantizar los ciclos de trabajo continuos de dichos equipos.

En estos momentos, el Centro Nacional de Hidrógeno está desarrollando la estación de suministro de hidrógeno, que garantizará el abastecimiento de este combustible, en condiciones adecuadas, para la ‘reach stacker’, que operará en MSC Terminal Valencia, y la cabeza tractora 4×4 de terminal, que estará situada en Valencia Terminal Europa, del Grupo Grimaldi.

El proyecto es uno de los cinco en curso destacados por el Ministerio en materia de hidrógeno, que recibirá financiación pública procedente de fondos estatales o europeos. En concreto, está financiado por el programa ‘Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking‘.

Con una inversión de cuatro millones, tiene como objetivo la realización de estudios de viabilidad para el desarrollo de una cadena de suministro de hidrógeno sostenible, coordinando a todos los actores implicados, como clientes, productores y proveedores.