Durante la primera mitad de 2021, se han realizado más de 300 pedidos de buques en los astilleros chinos, coreanos y japoneses, que suman una capacidad de 2,88 millones de TEUs, o lo que es lo mismo, el 11,75% de la capacidad de la flota global existente, que asciende a 24,47 millones de TEUs.

La cartera de pedidos ha pasado ya de los escasos 2,29 millones de TEUs de hace un año a los 4,94 millones que estaban encargados hasta el 30 de junio, correspondientes a 557 buques.

Igualmente, la relación total de la cartera de pedidos respecto a la flota ha pasado del 9,4% hace un año al 19,9%. Alphaliner calcula este ratio basándose no solamente en los pedidos confirmados, sino también en los que se han conocido a través de fuentes fiables, lo que significa que se incluyen algunos acuerdos aún por confirmar. 

Además, los pedidos no dejaron de crecer al finalizar el primer semestre. Julio comenzó con significativos contratos para la construcción de cuatro buques de 7.000 TEUs para TS Lines y diez para Seaspan, además de estarse negociando otros pedidos para buques de medio o gran tamaño para operadores como ONE.

Cosco, Maersk y Yang Ming

También se habla de un encargo de Cosco de seis buques de 13.000 TEUs y hasta 14 unidades de 15.000 TEUs en los astilleros de Dacks y Nacks, si bien los últimos pedidos confirmados por la naviera corresponden a buques de 24.000 TEUs de capacidad que serán entregados en 2023 y 2024 a su filial, OOCL.

En el caso de Maersk, cuya flota actual asciende a 700 buques y 4.18 millones de TEUs de capacidad, sus planes futuros más bien pasan por el desarrollo de una red logística integrada y nuevos servicios para la cadena de suministro.

No obstante, está pendiente de un pedido muy especializado de 15 buques de entre 2.000 y 3.500 TEUs para sus rutas regionales. Asimismo, con posterioridad a la publicación del informe de Alphaliner, se ha confirmado un pedido de ocho portacontenedores propulsados por metanol a Hyundai Heavy Industries.

Conviene señalar también el caso de Yang Ming, que podría subirse al carro de los buques megamax con un pedido de varios buques de 24.000 TEUs.

Si se confirman todos los rumores sobre nuevos pedidos, la relación total de la cartera de pedidos respecto a la flota podría elevarse del 19,9% al 24%, con buques encargados que sumarían en total unos seis millones de TEUs.

Desde la consultora esperan que las navieras no sobrepasen la barrera psicológica del 25%, lo que podría suponer que el mercado avance hacia un exceso de oferta a largo plazo.