Las conexiones ferroviarias son un elemento fundamental para conectar los recintos portuarios con sus hinterland y favorecer el tráfico intermodal de mercancías.

Con la finalidad de mejorar las conexiones terrestres de los principales puertos del país, muchas autoridades portuarias y el propio Administrador Público de la Infraestructura Ferroviaria han acometido importantes trabajos de mejoras de las infraestructuras ferroviarias, con el fin de facilitar el uso de transporte ferroviario de mercancías.

En este sentido, las dos últimas inversiones que se han dado a conocer en este ámbito corresponden a los puertos de Tarragona y de Cádiz.

Por un lado, esta semana se harán públicas las ofertas presentadas a la licitación en el proyecto constructivo para la modificación del acceso ferroviario al puerto de Cádiz.

Este contrato cuenta con un plazo de ejecución de un mes y un presupuesto base de licitación de 534.344,48 euros. Las obras incluyen la ejecución de una nueva Avenida de Astilleros, como consecuencia de la reforma de la Plaza de Sevilla, y que supondrán actuaciones en el ramal de acceso ferroviario al puerto de Cádiz, así como en las torres de iluminación de la playa de vías.

Por otro lado, la Autoridad Portuaria de Tarragona ha adjudicado a Comsa los trabajos de renovación de las vías ferrocarril en el muelle de Levante, con un plazo de ejecución de cuatro meses y un importe de 410.738,56 euros.

Esta actuación mejorará la conexión por ferrocarril con los muelles de Aragón y de Castilla de la dársena tarraconense.