APM Terminals puerto Algeciras

El tiempo de espera se ha reducido de las seis a las cuatro horas de media en la última semana.

La naviera Maersk aún no ha solucionado todos los problemas que le ha ocasionado el ciberataque ‘Petya’ tres semanas después de que este invalidase sus sistemas informáticos y le obligase a cerrar algunas de las instalaciones de APM Terminals, entre ellas las de Algeciras y Barcelona.

Precisamente, los problemas persisten en los accesos a la terminal algecireña, aunque las colas que sufren los transportistas de contenedores que operan en APM Terminals Algeciras son más cortas que hace unas semanas.

Según ha podido saber cadenadesuministro.es, los camiones están paralizados en la entrada de la terminal algecireña durante una media de cuatro horas este jueves 20 de julio, algo menos que las seis horas que tenían que esperar hace una semana para acceder a la misma.

En la última de las comunicaciones trasladadas por Maersk a sus clientes cargadores, desde la naviera reconocen que el problema aún no se ha solucionado del todo, más de 20 días después del ciberataque.

«Mientras estamos llevando a cabo una investigación forense sobre el ataque viral, nuestros esfuerzos se centran principalmente en la recuperación completa para volver a nuestros niveles normales de servicio al cliente lo más rápido posible«, señalan desde la compañía danesa.

Maersk asegura a sus clientes que, si bien sus operaciones y comunicaciones se han visto afectadas de manera significativa, no se ha producido ninguna infracción o pérdida de datos a terceros a partir de esta fecha.

Desde la naviera también han explicado a los cargadores que tienen sistemas conectados con el suyo que, según los analistas y expertos que han consultado, «el virus se propaga rápidamente dentro de la red de una empresa pero no se propaga entre redes o a través de Internet«.

«Una vez que nuestro servicio haya vuelto a condiciones más normales, llevaremos a cabo una completa revisión post-mortem«, indican desde la naviera antes de asegurar que «seguimos totalmente enfocados en el camino hacia la recuperación total».