Durante un coloquio organizado por el Propeller Valencia, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha puesto en valor el papel de la futura Terminal Norte en el crecimiento del puerto de Valencia, calificándolo como un hito clave en el reto de la modernización que afrontará en los próximos años.

En este caso, “hay un operador que apuesta de manera decidida por el proyecto”, ha dicho Toledo, que ha rechazado “construir muelles por construirlos”, en referencia a otros proyectos que no tienen una clara demanda detrás.

En su opinión, la ampliación debe completarse para que el puerto pueda mantener la máxima eficiencia y competitividad, y no perder lo que ha ganado hasta ahora.

En otro orden de cosas, el presidente ha señalado que, tras la caída de los tráficos portuarios en 2020, para los próximos 10 años se prevé un crecimiento anual del 2%. Durante ese período, Puertos del Estado rebajará las tasas un 20%, lo que se compensaría con el aumento de los tráficos portuarios previstos.

Respecto a las herramientas con las que trabajan para completar el proceso de modernización y transformación del sistema portuario, se encuentra el Fondo Puertos 4.0.

Ya está prevista una segunda convocatoria en la que se colaborará con fondos de capital riesgo para que ningún proyecto que no haya entrado en la primera, tenga problemas para desarrollarse, ha dicho Toledo.

La otra gran herramienta es el desarrollo del nuevo Marco Estratégico del sistema portuario, que incluirá la puesta en marcha del Observatorio de la Gobernanza.

El presidente ha finalizado explicando que de cara a 2030, todos los puertos españoles deben haber obtenido la ISO 14001, completado el cambio en la tasación de la recogida de residuos y reducido en un 30% en los consumos de agua y electricidad.