astic barcelona asamblea general

Astic cree que es necesario reformar la carga fiscal y social que soporta el empresario de transporte.

La Asociación de Transporte Internacional por Carretera, Astic, ha celebrado su XL Asamblea general de Barcelona, desde donde ha reclamado el reconocimiento del transporte por carretera como sector estratégico y ha vuelto a solicitar públicamente la creación de un Ministerio de Transportes en España independiente de Fomento.

En esta línea, el presidente de la Asociación, Marcos Basante, ha resaltado la importancia de desarrollar una adecuada estrategia para el transporte intermodal, que ha crecido más de un 10% en 2016. Asimismo, ha puesto de manifiesto la importancia de reformar la carga fiscal y social que soporta el empresario del transporte.

También ha advertido de las consecuencias negativas de la «excesiva atomización» del sector en España, que penaliza la competitividad de la economía, y ha resaltado la falta de armonización laboral, con más de 50 convenios colectivos en la actualidad.

No obstante, el tema central de debate ha sido el paquete de medidas para el sector que publicará el 31 de mayo la Comisión Europea. La Asociación ha indicado que si la nueva normativa no resuelve los problemas actuales, serán «beligerantes» e iniciarán acciones de comunicación, además de solicitar apoyo al Ministerio de Fomento para reivindicar su posición ante las instituciones europeas.

Medidas hipócritas

Esta normativa abordará la flexibilización de la vuelta a casa, que sugiere sustituir la actual obligación de los descansos semanales normales por un sistema en que se alternen con descansos reducidos, y su prohibición para que se realicen en la cabina.

Del mismo modo, Basante ha reclamado que la Unión Europea sea «consecuente y ecuánime» con sus decisiones, sin adoptar una «postura hipócrita». Así, ha destacado que la nueva normativa alemana para prohibir el descanso en cabina no puede llevarse a la práctica, porque»no hay aparcamientos seguros para los camiones ni hoteles suficientes en los que los conductores puedan realizar el descanso«.

En cuanto a la Directiva de desplazamientos de trabajadores, la Asociación entiende que es difícil que se excluya al transporte por carretera de su ámbito de aplicación, pero lo considera un «retraso«, ya que esta directiva está causando «un verdadero caos burocrático» en algunos Estados Miembros, además de resultar ineficaz.

Falta de conductores

En la Asamblea también se han tratado otros problemas, como el del acceso a la profesión, que «empieza a ser acuciante», ya que con las leyes actuales resulta muy difícil encontrar trabajadores y muchos han optado por incorporarse a la construcción por la falta de atractivos en el sector y los problemas que plantea la normativa sobre la vuelta a casa.

Por otro lado, se ha puesto de manifiesto que están aumentando los volúmenes en el transporte, pero también lo están haciendo los costes, con lo que los márgenes de beneficio se han visto reducidos.

En este contexto, la Asociación se ha mostrado contraria a las posibles medidas para modernizar las flotas con el fin de adecuarse a las directivas sobre emisiones de CO2, puesto que considera que el transporte ya aporta su parte a esta causa al ingresar Europa 80.000 millones de euros anuales en peajes.

Por último, en la Asamblea se ha informado de que la Unión de Operadores de Transporte Combinado, UOTC, ha pasado a ser la Unión de Operadores de Transporte Comodal.