La nueva instalación estará ubicada en la parcela A.34.1 de la ZAL.

El Consejo de Administración del puerto de Barcelona ha aprobado en su última reunión la concesión a Cilsa de la parcela A.34.1 ubicada en la ZAL Prat, en la que esta sociedad construirá una nueva nave que será utilizada como centro logístico.

La gestora de la Zona de Actividades Logísticas, a quien se ha otorgado esta concesión desde el 1 de febrero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2041, sin perjuicio de lo que pueda determinar en un futuro la Autoridad Portuaria, contará con una superficie total de 13.328 m² para levantar estas nuevas instalaciones.

Hace apenas unos meses, también recibió el visto bueno por parte de la Autoridad Portuaria para levantar una plataforma sobre un suelo de 87.699 m² y sigue avanzando en el desarrollo de la que ocupará Caprabo sobre un espacio de 24.600 m².

Además, es precisamente en la ZAL donde se desarrollará el nuevo proyecto iScape para la descontaminación de las ciudades europeas, por medio de la tecnología fotocatalítica. Su intención es limpiar el aire interior o exterior gracias a una reacción con la luz, y si funciona, podría ser una de las medidas que el puerto utilice para reducir la contaminación medioambiental.