A la espera de que la Comisión Europea publique oficialmente el nuevo ‘Paquete Comunitario de la Carretera’, algo que hará el 31 de mayo, para su correspondiente debate parlamentario, la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, ha trasladado a la Unión Europea de Transportistas por Carretera (UETR) los cambios más significativos que traerá la nueva normativa.

De acuerdo con las informaciones facilitadas desde Fenadismer, que forma parte de la UETR en representación de España, el nuevo paquete propuesto por la Comisión traerá consigo una modificación radical y sin precedentes del transporte por carretera, especialmente en las operaciones internacionales.

En primer lugar, el periodo máximo del cabotaje será reducido de los siete días actuales a un período de días inferior. El director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, señaló en la Asamblea General de Conetrans que se reduciría a cinco días, pero desde la UETR apuntan que el máximo será de «en torno» a tres días. 

Además, la Comisión Europea quiere prohibir el descanso semanal en cabina, mientras que los conductores deberán retornar a su domicilio al menos una vez al mes para realizar el descanso semanal.

Nuevas exigencias al transporte ligero

Los titulares de los vehículos de transporte de menos de 3,5 toneladas de MMA estarán sujetos a idénticos requisitos de acceso a la profesión y a la actividad que los titulares de vehículos pesados, en cuestiones como la competencia profesional, la capacidad económica, la honorabilidad, el establecimiento y la limitación de cabotaje.

En lo que respecta al tan debatido salario mínimo a conductores extranjeros, las obligaciones relativas a este no serán de aplicación cuando el conductor se desplace un máximo de días al mes. Aunque está por decidir ese plazo máximo, Bulc ha informado a la asociación internacional que estará en torno a los cinco días. 

Por otro lado, los Estados miembros estarán obligados a controlar que las empresas transportistas establecidas en su país realicen una actividad real y con carácter principal en dicho país, estando obligados los Estados miembros tanto de acogida como de establecimiento a cooperar entre sí facilitando todo tipo de información en un plazo máximo de obligado cumplimiento, a fin de permitir un mejor control de las empresas deslocalizadas.

Una vez que la Comisión Europea publique el nuevo paquete legislativo se iniciará la tramitación legislativa de las Directivas y Reglamentos europeos afectados por la propuesta de la Comisión Europea, estimando su definitiva aprobación y puesta en vigor en el plazo de 2 años.