En los últimos días, su paso por el Senado acerca un poco más la llegada de la ley de morosidad. Aunque no es lo que esperaba gran parte del sector, sí que es un paso adelante importante para muchos otros transportistas.

Además, esta misma semana, los datos de la Encuesta Permanente del Transporte por Carretera también daban cuenta de que durante el segundo trimestre se habían recuperado los niveles previos a la pandemia por lo que respecta a volúmenes movidos en España, aunque los precios de los servicios no acompañan y han descendido ligeramente entre abril y junio.

Es de esperar que la contención salarial que se registra en los últimos convenios colectivos suscritos en el sector ayude a mantener los costes, aunque, en este ámbito, los salariales parecen tender al alza sin remedio, al igual que el gasóleo.

Precisamente a este respecto, el transporte gallego calcula que la subida del precio del gasóleo supone un sobrecoste de 1.000 euros por camión al mes.

La subida del precio del gasóleo supone un sobrecoste de 1.000 euros por camión al mes

En este último ámbito del empleo, mientras el paro continúa cayendo un mes más, parece que la contratación laboral se ha estancado en agosto. Al tiempo, sigue el goteo en la desaparición de empresas.

Aún así, también se especula con que la buena campaña de frigo que se espera podría hacer que creciera la demanda de conductores profesionales de camión.

El Reino Unido retrasa la introducción de controles fronterizos por problemas graves de desabastecimiento

Por lo que respecta al ámbito, legal, Cataluña ha decidido prolongar el desvío de camiones a la AP-2 hasta Lérida, con la   prohibición de circulación de camiones en la AP-7 los domingos ya en vigor.

Así mismo, los peajes para camiones que planea la Diputación de Vizcaya parecen cada vez más cerca, mientras el sector señala que es una medida discriminatoria.

Mientras, en el terreno internacional, el Reino Unido sigue sufriendo problemas de desabastecimiento que se están agravando, lo que ha obligado a las autoridades del país a retrasar la introducción de controles fronterizos para la entrada desde la Unión Europea.

También en el transporte internacional, Astic ha pedido a la Agencia Tributaria que implante el e-TIR, ya que impulsaría la digitalización, facilitaría los intercambios comerciales y no supondría una gran inversión tecnológica. La transformación digital del transporte está en marcha y parece un proceso irreversible.