La subida que se viene registrando en los precios de los carburantes está disparando los costes de las empresas de transporte, en contexto especialmente complicado, a falta de que se recupere totalmente la actividad tras la pandemia.

Por ese motivo, han sonado todas las alarmas en el transporte murciano por la escalada en los precios del gasóleo, toda vez que el sector lleva semanas asumiendo la escalada en los precios del gasóleo, aunque debería repercutirla para evitar riesgos empresariales.

Sin embargo, al tiempo, Competencia afirma que la competencia en el mercado español de carburantes mejora, en un reciente informe, pese a que han subido los márgenes brutos de distribución, y todo ello porque la normativa favorece la entrada de más gasolineras independientes.

Este ha sido uno de los asuntos que se han debatido en la última asamblea de CETM, en la que se ha mostrado que el plan de sostenibilidad para el sector presentado por Transportes no ha gustado y que el Ministerio seguirá adelante con medidas que no serán del agrado de las empresas.

Retos de futuro

En este contexto de incertidumbre, el transporte internacional de mercancías por carretera ve como retos la falta de conductores profesionales, la amenaza de la tarificación de las infraestructuras, el papel a jugar por las nuevas configuraciones vehiculares o la normativa de pesos y dimensiones, son los principales retos a los que se enfrenta el sector, según pudo constatarse en la última asamblea de Astic.

De igual modo, en Ceuta, las empresas de transporte de la ciudad autónoma asisten a un incremento de los intentos de acceso de inmigrantes irregulares tras la crisis entre España y Marruecos.

Por otra parte, durante la semana también se ha conocido que el plazo medio de pago en el transporte por carretera se ha incrementado en mayo hasta los 84 días, incluso con un 36% de los pagos hechos a más de 90 días.

Así mismo, en el plano legislativo, Transportes prepara nuevos cambios en el requisito de antigüedad de flota para evitar que las empresas nuevas no tengan obligaciones que afectan a las que ya están en el mercado, mientras que Fenadismer urge a regular cuanto antes la declaración de desplazamiento y salario mínimo para luchar contra la competencia desleal en el transporte.

Adicionalmente, las bonificaciones del 20% anunciadas para el peaje de la AP-9 no colman las expectativas del transporte gallego, que se siente discriminado. En Valencia, por su parte, empresas y sindicatos han creado una comisión para plantear soluciones con el fin de mejorar el transporte terrestre del puerto de Valencia.

En el ámbito empresarial, Primafrío ha decidido retrasar su salida a Bolsa a la espera de mejores condiciones de mercado y una demanda más acorde con sus expectativas.

Por lo que respecta a las estadísticas del sector, el INE indica que la cifra de negocio del transporte de mercancías por carretera acumula un crecimiento en los cuatro primeros meses de 2021 de un 9,2%, pese a un mes de abril relativamente flojo.

Además, en mayo ha crecido la contratación de conductores profesionales de camión, mientras que, al tiempo, y por tercer mes consecutivo, ha vuelto a descender el paro entre los conductores de camión.