Durante la crisis sanitaria por el Covid-19, el transporte ferroviario ha demostrado su fiabilidad y puntualidad, convirtiéndose en un modo esencial para movilizar bienes de primera necesidad y equipos sanitarios para la población. Para garantizar su actividad durante este periodo, el Ministerio de Transportes ha entregado mascarillas a empresas que siguen operando en la actualidad.

En el caso de Synergy, pese a la delicada situación ha conseguido reducir de manera considerable los tiempos de tránsito con el norte de África, el Mediterráneo, Oriente Medio y Asia. Por su parte, Transfesa Logistics ha iniciado una nueva conexión ferroviaria desde Valencia y Murcia a Londres, para el transporte de productos de primera necesidad.

En el extremo contrario, VIIA ha tomado la decisión de suspender temporalmente las salidas desde Barcelona y concentrar sus medios de producción en Le Boulou, Francia. En el Eurotunnel, se mantiene la actividad del transporte de mercancías, pero han tenido que adoptarse ciertas decisiones para garantizar la prestación del servicio en una situación tan complicada como la actual.

Respecto al transporte de productos entre Europa y Asia, el tren Yiwu-Madrid ha demostrado ser una alternativa viable para el envío de material de sanitario durante este periodo. Además, Dachser ha empezado a utilizar el servicio ferroviario para el transporte de productos químicos desde la terminal KTL de Ludwigshafen, en Alemania, al mercado chino, en la mitad de tiempo.

Ferroportuario

Dentro del ámbito ferroportuario, Adif ha puesto en servicio una variante ferroviaria que permite el cruce de circulaciones de trenes de 750 metros en la estación de San Roque Mercancías, lo que mejora la capacidad y las condiciones de explotación en la línea Bobadilla-Algeciras.

También en Andalucía, sigue avanzando el proyecto del nuevo acceso ferroviario al puerto de Sevilla, estableciéndose el limite de financiación de la Autoridad Portuaria en los 13,5 millones. Mientras, en la Comunidad Valenciana, se ha adjudicado a Obras y Servicios, Copasa, el contrato de ejecución de las obras del nuevo acceso ferroviario de mercancías al puerto de Sagunto.

Conviene apuntar, asimismo, que el puerto de Tarragona ha ampliado la operativa de carga y descarga de productos agroalimentarios por ferrocarril hasta llegar a los cinco trenes semanales con destino a Zuera, en la provincia de Zaragoza.

En otro orden de cosas, Competencia ha hecho público su análisis del Anteproyecto de Ley que modifica la Ley 38/2015, del Sector Ferroviario, en materia de cánones, en el que sigue echando en falta ciertos mecanismos esenciales para asegurar su estabilidad a medio y largo plazo.