La gestión logística se transforma para adaptarse a una realidad cambiante y muy incierta.

Estos días conviven buenos datos económicos, como la recuperación del comercio mundial, que, según la OMC, ha superado las expectativas, con otros no tan buenos, como la posibilidad de que Alemania esté empezando a experimentar graves problemas de escasez de suministros que perdjudica su producción industrial y su sector exterior.

En este sentido, parece que la gestión de la cadena de suministro se está transformando, hasta el punto de convertirse en
un elemento clave de competitividad empresarial.

Dentro de este contexto, parece que, tras una fuerte primera mitad de año, la incertidumbre atenaza al mercado mundial de servicios logísticos, que parece haberse ralentizado a causa de los cuellos de botella en las cadenas de suminsitro y posibles nuevas oleadas de la pandemia.

Sin embargo, el sector bulle de actividad empresarial.

Así pues, esta misma semana Maersk ha cerrado la compra de B2C Europe, con lo que da un paso importante en uno de los segmentos más prometedores del comercio electrónico, el de los envíos transfronterizos.

Maersk sigue dando pasos para convertirse en un integrador global.

Por otra parte, Aliexpress ha puesto en marcha su servicio logístico en España para la cita del Día del Soltero con GLS, que, además, en los últimos días, también ha cambiado su imagen corporativa.

Además, FedEx refuerza sus servicios de carga aérea entre Europa y Japón, con enlaces con China, para potenciar sus servicios ante la demanda creciente del comercio electrónico, como parte de un segmento que, según los datos de Iata,  crecerá un 13% en 2022.

La carga aérea vive un buen momento de crecimiento gracias al e-commerce.

También en el ámbito de la carga aérea, el nuevo hub de DHL Express en el aeropuerto Charles de Gaulle de París ya está operativo, con la vista puesta en que pueda absorber el crecimiento previsto para los próximos diez años.

En inmologística, Amazon ha empezado a operar en su nueva estación logística de Zaragoza, mientras que, al tiempo,   ultima la apertura de un centro de entregas rápidas en Barcelona.

Por otro lado, Algescom ha anunciado que desarrollará una nueva plataforma logística en la ZAL del puerto de Motril.

Así pues, el sector inmobiliario español parece consolidar su recuperación, según el CBRE REcovery Monitor, e invita a un moderado optimismo de cara a su evolución para los próximos meses. Buena muestra de ello es la pujanza del mercado madrileño.